14 enero, 2013

La teoría de la positividad

... Y la madre que parío a Paneque.



Antes de hacer mi peculiar análisis de las Navidades ahora que ya todo pasó y se ve con más perspectiva y después de un fin de semana que ha resultado horrible quiero hablar sobre la positividad que tanto ha puesto de moda la coca cola y que tanta falta me hace en esta etapa concreta de mi vida...



Una época de cambios que, como ser humano, animal de costumbres, me cuesta asumir... Y es por eso que necesito de todo mi arsenal de buenrrollismo, comprensión y sonrisas para afrontarlos.




A modo de terapia (como siempre) y para todas aquellas personas a las que les cueste encontrar motivos para ser positivo voy a empezar por enumerar algunos:



Roberto Benigni. La positividad hecha persona.
El primero es la salud física y mental, se ha demostrado en numerosos estudios que un solo minuto de pensamientos negativos deja el sistema inmunitario en una situación delicada durante horas. El Dr. Mario Alonso por ejemplo, afirma que "esa sensación de agobio permanente produce cambios muy sorprendentes en el funcionamiento del cerebro y en la constelación hormonal y tiene la capacidad de lesionar neuronas de la memoria y del aprendizaje (...). Afecta a nuestra capacidad intelectual porque deja sin riego sanguíneo aquellas zonas del cerebro más necesarias para tomar decisiones adecuadas (...)". Y con esto llegamos al segundo motivo: La positividad es la clave del éxito, para todo en la vida.
Si lo llevamos al terreno profesional por ejemplo, es mucho más difícil prosperar, crecer en este sentido, siendo negativo. Incluso aquellos más brillantes intelectualmente. Por ejemplo, hoy en día, las empresas valoran mucho a las personas con capacidad para resolver situaciones complejas con planteamientos positivos.

Las personas negativas se hunden frente a las adversidades, las positivas encuentran soluciones.



Michael Jordan. Confianza, valor, constancia y perseverancia.
Llegados a este punto no puedo evitar acordarme de un grande que es grande no solo por su 1.98 m de estatura:
Michael Jordan, luchador por excelencia y autor del libro "Mi filosofía del triunfo" que dijo que en el mundo hay dos tipos de personas, "las que quieren que algo ocurra y las que hacen que suceda"...

Dónde reside la diferencia?


Pues en la actitud, porque todo en esta vida es cuestión de actitud.

Adoptar una actitud positiva te hará ser capaz de afrontar cualquier cosa y conseguir lo que te propongas.

Ser positivo te da la paciencia para ser constante y perseverante, te da el valor para levantarte y seguir cuando las cosas no salen bien a la primera, ser positivo te da confianza, no solo en ti mismo, también en los demás.



Pero, como os decía, el ser positivo es la clave el éxito para todo en la vida, no solo en el terreno profesional. En el amor, la amistad, la familia... Las relaciones humanas en general. Las personas negativas contaminan, contaminan de tal manera que acabas por no quererlos a tu lado porque te "chupan" la energía hasta hacerte sentir terriblemente cansado después de haberte tomado un café con ellos sentado en un bar.  A veces incluso, desarrollan una actitud que no es que los demás decidan apartarse si no que ellos solos se aíslan o acaban rodeándose únicamente de aquellas personas capaces de resignarse a su actitud, que suele ser la familia a la que, según parece estar establecido socialmente, hay que aguantar, perdonar y entender haga lo que haga y pase lo que pase; cosa con la que no estoy de acuerdo en absoluto pero ya hablaremos de eso otro día.


Entre esas personas resignadas a acompañarles en su penuria se puede encontrar también su pareja pero los pensamientos negativos conllevan el riesgo de debilitar el entusiasmo y la ilusión que siempre hay que potenciar en el amor, si eres una persona negativa, no es que no te quiera, es que ha dejado de quererte y ha sido culpa tuya. Y con esto llegamos al motivo más importante para ser positivo y que engloba a todos los demás, tú mismo, porque tú eres el culpable de tus éxitos y tus fracasos... Cuándo te hagas la típica pregunta: ¡¿Qué he hecho yo para merecer esto?! Busca, busca, seguro que encuentras el motivo.

C.Ronaldo clamando al cielo tras caer eliminado en la Eurocopa '12 en los penaltis

Una vez dejado claro que se lo importante que es la positividad y reconociéndome una persona habitualmente muy positiva he de deciros que hoy, queridos lectores...

Me cago en la positividad y en la madre que parió a Paneque!



Aclaremos primero quién era Paneque y por qué nos cagamos en su madre, parece que hay varias teorías al respecto:


¿Paneque?
Como ya os comenté en algún otro episodio, Paneque, en Cádiz, es conocido por todos los gaditanos como el personaje mascota de la panadería La Gloria, donde todo gaditano de menos de 30 años ha ido de pequeño con la escuela, a ponerse tibio de merengue. Esto no parece justificar mucho que nos acordemos de sus muertos pero es que la otra teoría tampoco me resuelve la duda, ya que dice ser un personaje bilbaíno que va con sus colegas a sitios a los que nadie quiere ir. Así que me quedo con esta última que he encontrado consultando a San Google que todo lo sabe:






Paneque es un personaje cagable que hace una estupenda labor social ya que parece que uno se queda más a gusto cuando se caga en su madre.

Continuemos...

Ozzy Osbourne. Le arrancó la cabeza de un bocado a un
murciélago y a una paloma y se quedó tan ancho
Como os iba diciendo, hoy, me cago en la positividad... Si señores, porque hay veces en las que cuando alguien viene a decirte: "Debes ser positiiiiiiiiivo" te dan ganas de arrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrancarle la cabeza...


Sobretodo si es una de esas personas a las que todo les va bien simplemente por el hecho de estar rodeadas de circunstancias y elementos propicios para que todo funcione... Circunstancias y elementos que ni siquiera ha elegido, le han tocado en la lotería de la vida.


Y así, el ser positivo es muy fácil, y como su vida es cómoda el ser positivo le sale solo, y como es positivo todo sigue funcionando y entramos en el circulo vicioso de la pescadilla.



Tú te alegras mucho por esa persona, es maravilloso que de vez en cuando algo funcione simplemente porque si, y tú no te cierras a la positividad, solo quieres que te deje un momentito. Tú, que eres positivo que te cagas sin ni tener motivos para serlo que es lo más maravilloso de todo, solo necesitas sentarte, cagarte en tu puta madre y seguir una vez te has quitado un peso de encima. Soltar lastre que se llama, y ale, a seguir!

Aunque se te quede el sistema inmunitario hecho un asquete durante dos días por haber esputado sapos y culebras un par de horas.

Así que, positivos del palo, dejádme respirar que me ahogo...







(Este vídeo es lo nuevo de Loquillo y lo descubrí leyendo la entrada de de hoy de un blog que se llama Basket and talent y que os tengo que recomendar porque me parece sublime: http://basketandtalent.com/2012/10/10/contento/)



Moraleja: Siéntate a patalear un momento si lo necesitas, pero no te olvides de que mañana es otro día y puedes hacer que sea excepcional!!!