26 abril, 2015

Diga 33



Dos años después de mi último post he decidido retomar el noble arte de escribir, de nuevo el día de mi cumpleaños y como no, en domingo y en bragas...

He leído que se ha demostrado científicamente que la edad en que somos mas felices son los 33 años.


La psicóloga Donns Dawson explica que a los 30 ya hemos tenido tiempo de librarnos de la ingenuidad de la infancia y de las alocadas maquinaciones de la adolescencia sin haber perdido la energía y el entusiasmo de la juventud:  "la inocencia se ha perdido, pero nuestro sentido de la realidad se mezcla con un fuerte sentido de esperanza; un espíritu de 'poder hacer' y una sana creencia en nuestros propios talentos y habilidades”.

Lo que hace ver las cosas desde una manera muy sensible y altruista.

Yo ahora mismo no creo que los 33 sean un drama pero tampoco  el colmo de la felicidad... La verdad, nada es como yo imaginé que sería. Ni me he casado ni hay espectativas para ello, ni tengo hijos y empieza la cuenta atrás para la fecha de caducidad de mi horno que tampoco está para bollos ahora mismo... No tengo una posición económica cómoda ni relativamente, ni me han ascendido, ni nada de nada.

Pero supongo que esto de cumplir años es como lo de perder la virginidad, cuando llega ese momento nada sale como esperabas...

No pasa nada no? Porque lo sigues intentando y te esfuerzas en que cada vez sea mejor; cada nueva experiencia te aporta algo que usas como herramienta para mejorar en las próximas. Pues con esto de cumplir años igual, no has llegado donde querías?! Pues insert coin to continue.


(...)

He notado un cambio brutal en mi en este último año y se que son esas pequeñas hijas de puta llamadas hormonas que están de rave y no me han invitado a la fiesta.

Mi cuerpo ha cambiado, mi mente ha cambiado, hay cosas que ya no me gustan y antes si y cosas que si y antes no, vestidos que ya no me quedan bien, pantalones que ya no me caben, tacones que ya no soporto... Cosas que ya no me pasan y me pasan cosas que nunca antes. Hay gente que ya no me llama y me siguen llamando mis amigos de toda la vida... Resulta que Las personas que salieron de mi vida lo hicieron para dejar espacio al que se le podía dar un mejor uso.

Lloro por estupideces y cada año soy mas fuerte. Ya no aguanto dos días de fiesta pero me pego fiestas para dos días. Soy joven para tener tantas arrugas, mayor para ponerme ortodoncia, mayor para tener tantísimo que aprender, joven para pensar lo contrario, soy joven para tirar la toalla, mayor para empezar ahora...

Mujer...

La vida puede ser todo lo molona que tu quieras, yo, dos años después de mi último post sigo pensando lo mismo: edad no son los años que se tienen si no la manera de vivirlos porque todo es cuestión de actitud. Siempre, ever, do you know...



Asume tu talla, cuidate mucho, ponte guapa y vente conmigo a bailarte la vida!


Feliz domingo y felices treinta y los que sean!